Termos de café, su historia y función

Termos de café, su historia y función. Thermos

Hay dos dudas que nos suele pasar por la mente cuando hablamos de termos de café, su historia y función. Para esto nos hemos detenido a pensar en lo útil y fácil que es usar un termo de café. En la mayoría de los casos, un termo de café nos permite transportar café de nuestra casa al trabajo o llevar café a todos los lugares a donde nos movemos durante el día; lo sorprendente es la capacidad que tiene un termo en conservar caliente dicha bebida, o incluso conservar cualquier bebida en su temperatura original, ya sea agua fría, o café caliente. ¿Saben cómo se inventó el termo y cómo funciona?

Los termos de café, su historia y función trata de un invento robado y patentado para el uso del mundo después de ser creado para fines experimentales. ¡Si! así de extraño e interesante.

Un día del año de 1892 Sir James Dewar, quien era un científico escocés que se dedicaba a las investigaciones del campo de la criogenia (proceso de generación de temperaturas muy bajas, lo más cercanas posible al cero absoluto) en el Royal Institution de Londres; inventó un frasco de vacío que consistía en un recipiente con aislante que almacenara por mucho tiempo una misma temperatura, buscaba un aparato donde poder aislar oxígeno líquido en cantidades industriales. El secreto fue descubierto con la simple lógica de crear una evacuación del aire entre dos paredes de materia sólida. ¿cómo lo logró?

Su objetivo era realizar experimentos para determinar el calor específico hasta que se le ocurrió utilizar recipientes cubiertos de vacío para poder almacenar los gases líquidos llamándole vasos de vacíos. El material con el que contaba y creyó tener éxito en el momento fue el cristal, al que una vez teniéndolo pintó de plateado. Al cubrir los espacios entre ambas paredes consiguió obtener el vacío que buscaba. El frasco funcionó a la perfección, pero Dewar jamás pensó en patentarlo, simplemente quería aportar al desarrollo de la ciencia con la invención de la botella de vacío. Entonces se preguntarán ¿cómo llegó a ser tan famoso dichoso recipiente? pues… la fabricación de los recipientes era encargada a Reinhold Burger, quien era un soplador profesional de vidrio y socio de la firma berlinesa especializada en aparatos científicos de cristal; quien al llegar al entendimiento de la función del producto que estaba ayudando a crear, pensó en grande, en algo más que simples aplicaciones científicas. Pensó en convertir el producto de la botella en algo que fuera útil en términos comerciales. Burger creó una versión más pequeña de las botellas originales y añadió una pared exterior de metal que protegería las paredes de cristal, después procedió a obtener la patente en Alemania en 1903.

termos de café, su historia y función.

Fue nombrado Thermos a la botella estilizada de Burger a través de un concurso que él mismo había sometido, siendo ganadora la propuesta del nombre ya mencionado debido a que en su origen etimológico significa “calor”.

Dewar al enterarse de lo ocurrido acudió a pedir justicia por el inventó que él había creado, pero su denuncia no procedió a otorgarle la patente, sino el simple reconocimiento de haberlo inventado.

Posteriormente la patente pasó a ser genérica y las rápidas mejoradas versiones aparecieron en distintas empresas.

Entre los termos de café, historia y función comienza en la teoría de que un termo debería mantener el fluido eternamente caliente, pero el contenido en un termo convencional o genérico se llega a enfriar porque las paredes de ambos recipientes (tanto el interno como el externo) se encuentran en la boca y allí es donde se produce la leve pero continua transmisión y pérdida de calor.

Actualmente, los tipos de termos que existen son generalmente utilizados para café y fabricados con acero inoxidable y plástico ¿cuántos no compran un termo para llevar café a la oficina? por lo general estos termos tienen la capacidad de conservar líquidos calientes durante 8 horas y los líquidos fríos durante 24 horas. Así pues, los termos de café, historia y función se reducen a un invento científico que sin pensarse así, ha facilitado la vida diaria de miles de amantes del café y ha dado un giro diferente al beber café por largas jornadas sin sufrir por un rápido enfriamiento.

¿y tú ya tienes el tuyo?

Fuentes: FayerWayer, La enciclopedia libre.

Comparte este artículo en tus redes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.