El futuro del café – la vida sin café

En las noticias de las últimas semanas destaca la de la vida sin café. Las grandes preocupantes de las investigaciones científicas son las que hablan del desarrollo ambiental. Se llevan a cabo conferencias, semanas, documentales y eventos que promueven el cuidado del medio ambiente. ¿Por qué nos debemos preocupar? sencillamente por la razón de que estamos acabando con el ecosistema que nos permite vivir y respirar plenamente.

Según el artículo de National Geographic, titulado ¿Cómo sería la vida sin café? nos habla de un estudio realizado por el Jardín Botánico Real de Kew en Londres sobre la posible extinción de la especie arábica.

¿Cómo sería la vida sin café?

El café arábigo es fundamental para la industria ya que representa el 70% de la producción mundial según la Organización Internacional del Café, por otro lado, según National Geographic en un estudio realizado se ha contemplado el grado de afectación que tendría el café arábigo en los diversos escenarios que se prevé puedan aparecer en unos cuantos años más con respecto a la salud y supervivencia de los plantíos de cafeto, pues las perspectivas que manejan los científicos son muy negativas al estimarse que incluso en el mejor de los casos, desaparecerán dos tercios de las zonas adecuadas para el cultivo en el 2080, contemplando en el peor de los casos que el resultado sería un 100% de la desaparición de las zonas de cultivo adecuados nada más tomando en cuenta únicamente el cambio climático y no la deforestación.

Conoce nuestros cafés aquí

La situación es preocupante para la vida sin café cuando en el mundo se consumen 1,6 mil millones de tazas de café al día, por lo que amantes del café han comenzado a tomar medidas de rescate. Una preocupante es por ejemplo, que el café arábiga suele crecer en zonas altas en montañas tropicales, como explica el botánico Peter Raven, pues los ecosistemas se están viviendo al límite y el cafeto no tiene a donde ir cuando las temperaturas suben. Los bosques nubosos donce crece libremente la especie del cafeto están desapareciendo poco a poco y las especies botánicas y animales también corren un gran riesgo por el cambio climático.

Continuando con el mismo artículo antes mencionado, en estudios anteriores se ha confirmado que tanto el café arábigo salvaje como el cultivado son muy sensibles al clima, pues su supervivencia en una temperatura un tanto más elevada, su prosperidad es reducida.

La iniciativa es la de cuidar el medio ambiente para evitar la vida sin café, y conservar el planeta y las especies que la conforman; siendo proactivos podemos evitar una situación terrible con el cultivo de café y el resto de las especies, pues todas son importantes y conforman un todo.
Muchos dirán que el 2080 está lejano, pero realmente es un nada en el devenir histórico y por tanto las acciones deben tomarse desde ya.

En cuestión de variedades, la que podrá ser más resistente al cambio climático es la Robusta, sin embargo es la variedad que menos seguidores tiene y que por tanto la crisis por el buen café iniciará cuando el arábiga pierda la lucha contra la oleada de desastre medioambiental. Es por esto y más que motivamos a cuidar nuestro medio ambiente, a ser más ecológicos y conscientes de nuestras acciones.

Te invitamos a consultar más información y nuestra página de café orgánico en los siguietnes links:

Deja un comentario